Supply Chain Professionals

C-TPAT Customs Trade Partnership Against Terrorism

La Asociación de Comercio Aduanero Contra el Terrorismo (C-TPAT, por sus siglas en inglés) no es más que una alianza de la estrategia de cumplimiento de estándares de seguridad de la Aduana y Protección de Fronteras de los Estados Unidos de Norteamerica CBP Customs & Border Protection. A través de este programa, el CBP trabaja con la industria privada para fortalecer las cadenas de suministro internacionales y mejorar la seguridad fronteriza de los Estados Unidos. C-TPAT es un programa voluntario de asociación entre el sector público y privado que reconoce que CBP puede proporcionar el más alto nivel de seguridad de la carga solo mediante una estrecha cooperación con los principales interesados de la cadena de suministro internacional, como importadores, transportistas, consolidadores, agentes de aduanas autorizados y empresas manufactureras. La Ley de Seguridad y Rendición de Cuentas para todos los Puertos de 2006 proporcionó un marco legal para el programa C-TPAT e impuso estrictos requisitos de supervisión del programa.

En este sentido, el C-TPAT es una iniciativa antiterrorista de la aduana de Estados Unidos que conmina a la industria a tomar medidas conjuntas para evitar que la carga comercial sea contaminada con sustancias ilegales o no manifestadas, tales como armas, drogas o explosivos. Los procedimientos propuestos por el C-TPAT responden a una situación histórica que cambió los parámetros de seguridad a nivel global: los atentados del 11-S y tienen como objetivo resguardar toda la cadena de distribución impidiendo así que los movimientos del comercio internacional sirvan como herramienta al terrorismo y al tráfico ilegal. La certificación C-TPAT sólo puede ser emitida por los EE. UU. y para ser candidato se debe cumplir con los 8 Requerimientos Mínimos establecidos por la aduana norteamericana, los cuales incluyen:

  1. Seguridad física de las instalaciones
  2. Requisitos de los asociados de negocios
  3. Seguridad de contenedores y remolques
  4. Controles de acceso físico
  5. Seguridad personal
  6. Seguridad física
  7. Seguridad de la tecnología informática
  8. Capacitación en seguridad y concientización sobre amenazas


La homologación de procesos aduaneros en materia de seguridad es lo que hoy está predominando a nivel global. El Operador Económico Autorizado es una figura de vital importancia para el comercio internacional y, en especial, en lo relativo a la actividad aduanera. En México, esta figura se implementó bajo el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC) ahora llamado OEA Operador Económico Autorizado.

Se trata de un programa cuyo objetivo es homologar procesos que fortalezcan la seguridad de la cadena logística del comercio exterior a través de la implementación de estándares mínimos en materia de seguridad internacionalmente reconocidos en coordinación con el sector privado y que otorga beneficios a las empresas participantes. Las empresas que deseen pertenecer al programa deben cumplir ciertos requisitos que pueden englobarse en tres principios de cumplimiento: fiscal, aduanero y de seguridad. También las empresas autotransportistas se pueden certificar dentro del esquema OEA así como los agentes aduanales para brindar mayor seguridad y certidumbre a la cadena logística y de suministro de las empresas exportadoras.

Asimismo, se pueden certificar empresas maquiladoras, comercializadoras, manufactureras sin olvidar a los socios comerciales, transportistas, agentes aduanales, como parte del esquema de Operador Económico Autorizado. Las empresas OEA cuentan con muchos beneficios al certificarse y el no contar con esa certificación les puede acarrear costos importantes. El esquema busca atacar situaciones de riesgo por exportación de bienes, verificando y garantizando el origen de las mercancías.

El C-TPAT, en Estados Unidos; el Operador Económico Autorizado (OEA), en la Unión Europea y en otros países; y el anteriormente llamado Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NECC), ahora OEA en México son esquemas que, en su conjunto, tienen como finalidad agilizar el comercio internacional de manera segura. Se espera que cada vez más actores y prestadores de servicios se sumen a este tipo de certificaciones a nivel global para hacer más eficiente la entrega de mercancías dentro de la cadena de suministro.

A fin de poder llevar a cabo una exitosa implementación del programa C-TPAT & OEA México se sugiere utilizar el Sistema de Gestión de Seguridad en Cadena de Suministro ISO 28000 y las técnicas de Análisis de Riesgos ISO 31000 de acuerdo con la norma internacional vigente, y en específico la ISO 31010, donde de acuerdo a su modelo de negocio, deban implementar.

.